viernes, 25 de enero de 2013

MEJILLONES TIGRE Y CON PIPIRRANA




Hoy vamos de mejillones!!! Pero que ricos que están, de todas las maneras. Por eso al mediodía de aperitivo nos comimos el plato de mejillones con pipirrana y por la noche para la cena los hice rellenos y empanados, las niñas se lo comieron corriendo...así da gusto!!! Ahora vamos al lío.

MEJILLONES EN PIPIRRANA:

INGREDIENTES:

- 1/2 K de mejillones ( pues claro!!)
- Un tomate, o dos, según tamaño o gusto
- Un pimiento
- Una cebolla
- Dos dientes de ajo
- Aceite
- Vinagre
- Sal

MEJILLONES TIGRE:

INGREDIENTES:

- Otro 1/2 k de mejillones
- Un cebolla
- Dos cucharadas de harina
- Una cucharada de mantequilla
- Leche
- Un huevo
- Pan rallado


ELABORACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es cocer los mejillones ( bien limpios de las impurezas que trae), con agua y  sal, conforme se van abriendo se van sacando, o como los hice yo, al vapor. Para ello yo utilizo un complemento que viene con la olla que tiene agujeritos y se pone en la parte de arriba, así la comida no está en contacto con el agua, pero sí le llega el vapor. Seguro que todos sabeis a lo que me refiero, no por mi explicación jajaja. Bueno, se procede igual que al cocerlos, se echa un poco de agua a la olla con sal ( podéis aromatizarla con laurel, ajo, etc), se pone la cestilla arriba y ahí los mejillones. Conforme se van abriendo se van retirando. Dejarle una sola concha, la otra se desecha.

   Para los mejillones con pipirrana, se trocean los tomates, la cebolla, los ajos y el pimiento en cuadraditos muy pequeños, se sazona al gusto con sal, aceite y vinagre y se echa por encima de los mejillones. Sencillo verdad?
  
   Para los mejillones tigre, se fríe la cebolla, cortada muy fina, en la cucharada de mantequilla ( se puede usar aceite también), cuándo esté transparente se echan los mejillones cortados en trocitos muy pequeños, se da un par de vueltas y se echa la harina, se mueve un poco, lo suficiente para que no sepa a cruda, y se echa la leche. Yo lo hago siempre a ojo, voy echando a poquitos la leche y voy moviendo hasta que veo que salen unas pompitas en la bechamel ( se tiran "peos" como dice mi niña...con perdón jiji). Ahora sólo queda dejarla enfriar un rato, para que coja más consistencia. Con una cuchara vamos rellenando las conchas de los mejillones que hemos reservado, se pasa por huevo y pan rallado y se fríe en abundante aceite. Cuando veamos que están dorados se sacan y listos para comer!!

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!