martes, 5 de febrero de 2013

BIZCOCHO DE CHOCOLATE CHOCOLATOSO







El otro día me dio un antojo de chocolate que no veas, quería un bizcocho que al morderlo me supiera a chocolate y me puse manos a la obra. Salió un bizcocho muy rico, no muy alto, pero sí esponjoso y como yo quería, con un graaan sabor a chocolate. Si lo probáis ya me contareis :D.

INGREDIENTES:

- 125 gr de mantequilla ( a temperatura ambiente)
- 250 gr de azúcar
- 100 gr de chocolate negro ( de fundir)
- 3 huevos
- 150 gr de harina bizcochona ( si usáis de la normal, añadir 1/2 sobre de levadura)
- Una cucharada de cacao sin azúcar ( yo uso VALOR)
- 1 vaso de leche

ELABORACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a unos 160 º. Ahora troceamos el chocolate y lo metemos en el microondas durante unos segundos, miramos si está derretido, si no lo volvemos a meter unos segundos más, así hasta que se derrita. Hay que tener mucho cuidado que no se nos queme, porque sino amargará, por eso hay que ir metiéndolo durante unos pocos segundos cada vez. Cuándo esté casi todo, pero aún le quede unos trocitos sin derretir, le damos vueltas con una espátula, y con el calor residual se acaba de hacer. Dejamos que se enfríe un poco. Mientras, batimos la mantequilla, que tiene que estar blandita, con el azúcar, que se forme una masa cremosa y blanquecina, cuándo esto suceda, se le van añadiendo los huevos de uno en uno, cuándo se integre uno, le echaremos el siguiente ( si los huevos están también a temperatura ambiente, mejor que mejor). Echamos el chocolate y la leche y lo batimos. Ahora es el momento de echarle la harina y el cacao, como indico, yo uso harina bizcochona, que ya lleva integrada la levadura, sino, se echa 1/2 sobre de levadura y tamizamos todo junto. Aquí no hay que batir, sino que con una espátula, vamos integrando toda la harina en la masa, esto es para que nos quede más esponjoso el bizcocho. El molde que vayamos a usar lo pringamos con mantequilla y espolvoreamos con harina. Yo lo enmantequillé y lo forré con papel de horno, un pelín más grande que el molde, esto, además de impedir que se pegue a las paredes, hace que no nos salga "barriga" en el bizcocho, sino que crezca todo por igual. Volcamos la mezcla, igualamos con una espátula y metemos en el horno, calor arriba y abajo y a media altura, unos 40-50 minutos o hasta que al pinchar nos salga limpio, ya sabéis que cada horno es un mundo.

SPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN BESO!!