viernes, 3 de mayo de 2013

SALAÍLLAS


Ya es 3 de Mayo!!! Aquí en Granada, como en muchas partes de Andalucía y de España, se celebra el día de la Cruz. Por eso en la página de Blogs de Recetas de Andalucía , se puso en reto de que el día de hoy se pusiese en todos los Blogs que quisiesen participar una tapa típica de nuestra ciudad o región. Aquí tenéis el logo, para que lo veáis mejor :D

 
 
Tampoco tuve que pensar mucho, la verdad... qué es lo más típico de Granada en el día de la Cruz??? Pues las Salaíllas con habas por supuesto. Aún me acuerdo de cuándo yo estaba estudiando Trabajo social aquí en Granada ( han pasado unos cuantos añitos nada más jeje), teníamos un grupo que todos los años montábamos una barra el día de la Cruz y el día de San Cecilio, el dinero que sacábamos era para comprar medicinas para un pueblecito del Perú con el que estábamos hermanados, nosotros comprábamos las medicinas que nos decían desde el ambulatorio médico de allí directamente a un laboratorio de Holanda y mandábamos las medicinas, así nos evitábamos intermediarios y que el dinero se perdiera por el camino. Lo que más recuerdo es que nuestro chiringuito pasaba sin más pena que gloria, hasta que a alguien se le ocurrió la brillante idea de que le apetecía rellenarse una de las salaiíllas que teníamos allí muerta de risa con un poco de jamón a la plancha. Fue poner el jamón a la plancha y a los 5 minutos todo el mundo que estaba ( dicho sea de paso, en el Paseo de los Tristes) quería una salaílla como esa rellena de jamón asado!!!! que éxito... desde entonces, y todos los años, cuando veíamos que la barra estaba empezando a quedarse vacía, nada como poner una lonchita de jamón en la plancha para que sus efluvios atrajesen a los clientes como una flor a las abejas. Ayyy, que de recuerdos me trae este día, por eso, nada mejor que estas salaíllas, eso sí, el jamón lo ponéis vosotros, que una está desemplada y eso es un dispendio jajajaja. La receta la he cogido de Aquí, también hice el prefermento, pero y casualidades de la vida, nos la comimos ayer, e invitamos a mis tíos, Enrique, Gloria y Lourdes, mi tío Enrique es un estupendo cocinero y se presentó con unas salaíllas que había hecho él también por primera vez, nos pusimos las  botas. El no hizo prefermento y no había diferencia entre una y otra, o sea que si las hacéis podéis elegir,  sólo sé que estaban buenísimas y  que hay muucha diferencia con las que nos venden en las tiendas, que no saben ya casi a aceite, éstas estaban para chuparse los dedos... literalmente jajajaja. Y ahora vamos con la receta :D
 
INGREDIENTES:
 
Para el prefermento:
 
- 400gr de Harina de fuerza
- 350 gr de Agua( yo la puse tibia)
- 1 gr de Levadura( yo puse fresca de panadero)
 
Para el resto de la masa:
 
- 200 gr de Harina normal
- 10 de Aceite de Oliva Virgen Extra
- 10 gr de Sal
- 8 gr de Levadura fresca de panadero
 
 
ELABORACIÓN:
 
La noche antes tendremos que hacer el prefermento, aunque ya os he dicho que mi tío Enrique las hizo sin el, salieron perfectas. La próxima vez las haré así(que será pronto porque mi padre ya me las está pidiendo je je ). Esto se hace rápido, es coger todos los ingredientes (harina,el agua y la levadura) y mezclarlo todo, primero con una espátula y luego con las manos hasta que se integre todo bien, dejar 15 minutos, yo no tenía y lo puse en un bol, bien tapado con un trapo, en un lugar fresco toda la   noche.
Por la mañana se mezcla el prefermento con el resto de los ingredientes, deshacer muy bien la levadura con los dedos previamente y amasar hasta integrarlo todo. Se deja reposar tapada unos 15 minutos, se amasa un poco y se vuelve a tapar para dejar reposar esta vez 1 h 1/15 h . Pasado este tiempo volvemos a amasar para desgasificar y ya hacemos las formas que queramos, primero cogiendo bolitas y luego dándoles la forma alargada que yo quise, más que nada porque creo que así me cogen más en el horno, aunque las más típicas son las redondas. Se colocan en la bandeja del horno, a la que previamente le habremos echado un pelín harina para que no se pegue,  le hundimos las yemas de los dedos bien profundas, que se noten!! un buen chorreón de aceite de oliva extra, por supuesto y sal gorda por encima. Horno a 220º durante unos 15 minutos. Yo las hice finitas, dependerá del tamaño que se haga. Ya solo queda ponerse a comer, calientes son una delicia!!!
 
ESPERO QUE OS HAYA GSUTADO!!! UN BESO!!