domingo, 29 de marzo de 2015

GALLETAS LINZER #EL ASALTABLOGS




   Hoy es el último domingo del mes, por lo que toca "El Asaltablogs", esta vez nos ha tocado asaltar al blog Gallecookies, un blog genial lleno de comiditas buenas y sencillas. He tenido que "sufrir" y realizar varios viajes a su cocina para robar y probar unas cuantas recetas de las muchas que tiene, entre ellas están las galletas "huella de pulgar", buenísimas, pero se me tostaron un poquito de más, estaban buenas, pero no presentables para la foto, los scones de chocolate blanco (en realidad esta la robé hace tiempo, me equivoqué de blog asaltado, jeje y la tenía guardada para cuando le tocara a este blog, ya los publicaré en otra ocasión y os contaré la historia), pero al final vi estas galletas Linzer y como tenía mermelada de fresa recién hecha (receta Aquí) opté por hacerlas. Además de bonitas están buenísimas. Estas las llevé para el último día de clase y a todo el mundo le gustó mucho :D. Su nombre les viene de la ciudad austriaca de Linz, se suelen asociar a la navidad, sobre todo por los colores (el blanco, que asemeja a una nevada y el rojo de su interior) pero creo que con lo buenas que están es lógico comerlas en todas las épocas del año.

   Vamos a por la receta?? Vamos!!!

INGREDIENTES: 

- 375 gr de harina (Iratxe pone de fuerza, yo usé normal, se pueden usar las dos)
- 240 gr de almendra molida (también se pueden hacer con avellana, nuez, etc)
- 250 gr de mantequilla reblandecida
- 120 gr de azúcar glass
- Un huevo
- Una pizca de sal
- 1/2 cucharadita de levadura (es opcional, ella no le echa)
- Mermelada para rellenar

ELABORACIÓN:

   Lo primero que haremos será tamizar la harina y el azúcar glass. Luego, ponemos todos los ingredientes (menos la mermelada) en un bol. Primero nos ayudamos con una cuchara de madera hasta que veamos que ya se puede amasar con la manos, volcamos en la mesa y amasamos hasta que se forme una bola consistente. Dividimos la masa en dos, colocamos entre dos hojas de papel de horno y extendemos con el rodillo hasta que se nos quedo de unos 4-5 mm. ahora toca guardarlas en el frigorífico, como una hora, así adquiere más consistencia y es más fácil cortarlas.
   Cuando ya lleven un tiempo en el frigo, es hora de cortarlas, existen unos cortadores especiales para estas galletas, pero yo las hice con un cortador redondo y uno pequeñito en forma de estrella. Hay que hacer una galleta "entera" y otra con tapa, es algo obvio, pero por si acaso, yo aviso jejeje. Se ponen en la bandeja del horno, lo introducimos dentro de éste (precalentado a 170º) unos 15 minutos, vigilando porque  se queman enseguida. Tened en cuenta que no se tuesten mucho, estas galletas son más bien blanquitas- Las dejamos enfriar en una rejilla y una vez frías, primero espolvoreamos con azúcar glass las tapas (es decir, las que están agujereadas), las rellenamos con  la mermelada (se puede elegir el sabor que queramos, pero el blanco de las galletas con el rojo de la mermelada de fresa queda genial), y ya están listas para comer!!!

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

domingo, 22 de marzo de 2015

HOJALDRES DE NATA Y FRESAS # RETO SABOR Y COLOR DE TEMPORADA



Hola a tod@s!!!  Es día 22 y por lo tanto, día de publicar el RETO SABOR Y COLOR DE TEMPORADA. Este mes tocaban fresas o brócoli y como en casa el dulce nos encanta, y las fresas, claro, pues estaba claro lo que íbamos a elegir :D. Si queréis saber más sobre este maravilloso reto podéis visitar el blog de Pilar  Postres Originales
   Los que habéis visitado mi blog otras veces os habréis dado cuenta que me encanta el hojaldre, y es que es tan sencillo de hacer, se puede hacer tanto con dulce como salado ( en mi caso más salado jeje) y además está buenísimo. Por eso, cuando no tengo mucho tiempo o no sé que hacer, siempre elijo el hojaldre que sé que no me va a fallar. Como tampoco puede fallar la mezcla de nata con fresas ummm, así que sabía que este postre iba a triunfar, todo en casa gusta, jejeje como que duraron un suspiro. Vamos al lío?? vamos!!

INGREDIENTES:

- Una lámina de hojaldre (mejor cuadrada)
- Un brick de nata para montar de 1/2 litro
- 1/2 kilo de fresas
- Dos cucharadas de azúcar moreno
- Azúcar glass (al gusto)

ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será poner a calentar el horno a unos 170º. Mientras se calienta extendemos la masa de hojaldre y la extendemos bien, podemos ayudarnos con un rodillo para hacerlo bien. Cortamos con un cuchillo bien afilado cuadraditos del tamaño que nosotros queramos y los ponemos en la bandeja del horno, los dejamos hasta que el hojaldre haya subido y empiece a dorarse. Esto tarda unos 10 minutos, pero hay que vigilarlo porque cada horno es un mundo y le hojaldre se quema en seguida. Mientras podemos preparar el relleno. 

Primero lavamos las fresas y le quitamos el peciolo, se parten en trocitos pequeños y los espolvoreamos con el azúcar moreno (puede ser del blanco, pero en casa usamos más el moreno). Montamos la nata, es importante que esté muy fría y que tenga más del 35% de materia grasa, así se nos mantendrá más montada. Cuando la nata esté casi montada le echamos el azúcar glass (en mi caso eché dos cucharadas) y seguimos montando hasta que esté consistente, Mezclamos con las fresas y reservamos.

Cogemos los cuadraditos de hojaldre y los partimos por la mitad, rellenamos con las fresas con nata y tapamos. Espolvoreamos con azúcar glass y listos para comer!!!

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

martes, 10 de marzo de 2015

MERMELADA DE FRESAS



 
   A la rica mermelada!!!! Mira que hacemos mermeladas al cabo del año (Paco y yo, bueno, él hacen más que yo jeje) De moras, cerezas, naranjas, nísperos, ciruelas... etc, pero nunca me acuerdo de publicarlas, prometo ir poniendo más porque merece la pena hacerlas en casa, mucho más sanas, pero también, y con diferencia, mucho más ricas que las compradas. Aprovechando que ahora es la época de las fresas, que tal si hacemos una rica mermelada de fresas?? Ummmm, que bien huele la casa a fresas!!
 
   INGREDIENTES:
 
- 1 kilo de fresas
- 1/2 kilo de azúcar (yo uso moreno)
- Zumo de medio limón.
 
ELABORACIÓN:
 
   Lo primero que haremos será lavar las fresas, les quitamos el peciolo (o rabo) y las cortamos en trozos. Echamos las fresas cortadas en un cazo con el 1/2 kilo de azúcar y el zumo del medio limón y removemos para que se mezcle bien todo. Ponemos el fuego al principio fuerte, removiendo para evitar que se pegue, veremos que se va soltando el jugo de las fresas y se va haciendo un almíbar con el azúcar y el limón. Cuando empiece a hervir soltará una espuma que iremos quitando, cuando ya no salga casi espuma, bajaremos a fuego lento y la dejaremos aproximadamente una media hora. Un truco para saber si está ya con el espesor que queremos es poner una cucharadita en un plato y la metemos en el congelador, la dejamos unos 15-20 segundos y la sacamos, si la vemos aún muy clarita, la dejamos hervir otro poco (esto es porque la mermelada al enfriar siempre espesa un poco). Si queréis la podéis pasar con la batidora y dejarla más fina, pero en casa nos gusta con "tropezones" jajaja.
 
   Cuando la tengamos en el espesor que queramos la dejamos enfriar un poco y la envasamos en tarros de cristal que previamente hemos esterilizado. ¿Que cómo lo hacemos?? muy fácil. Primero lavamos muy bien los frascos y las tapas y las ponemos en agua hirviendo durante unos minutos. No es aconsejable que se tarde mucho en llenar los botes una vez esterilizados porque enseguida se llenan de gérmenes otra vez, es preferible hacerlo cuanto antes (sin quemarnos, claro). LLenamos los frascos hasta el borde y tapamos. Ahora hay dos maneras de hacer el vacío y que se conserven bien, una es poner los frascos boca abajo 24 horas, así se hace el vacío y se conservan bien unos seis meses. La otra, y es la que yo utilizo más a menudo es hervirlos de nuevo, una vez llenos y durante al menos 20 minutos. Esto sería para que aguanten durante más tiempo o incluso para mermeladas que no lleven 50% o más de azúcar, ya sabemos que el azúcar es un buen conservante, por lo que si le has echado menos, debes optar por éste método para evitar intoxicaciones. Y eso es todo, ahora a disfrutar de una rica mermelada casera!!
 
   ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

sábado, 7 de marzo de 2015

BOMBONES RELLENOS


 
A quién no le apetece unos bombones??? A mí siempre jajajj. Son fáciles de hacer y no tardas casi nada de tiempo, porqué no lo hago más a menudo... porque engordan!!! Pero en fin, de esta tanda sólo me comí los que partí para la foto, ya quedaba feo que se los comiera otra persona jajajaja, pero desaparecieron en un santiamén, sería que estaban buenos???
   Sólo necesitamos un buen chocolate, unos moldes (mejor de silicona) y rellenarlos de lo que queramos. Vamos al lío!!!
 
   INGREDIENTES:
 
 - Una tableta de chocolate negro
  Para el relleno:
 
- Una tableta de chocolate blanco
- Tres cucharadas de arroz inflado de chocolate
- Crema de cacao (nutella, nocilla...)
 
ELABORACIÓN:
 
   Lo primero que tenemos que hacer es derretir el chocolate negro. Se puede hacer al baño María o en el microondas, yo utilizo esta última opción, aunque hay que tener mucho cuidado de no pasarnos, porque si se nos quema el chocolate sería para tirarlo :(. Yo lo hago en tandas de unos 10 segundos, dejo una onza u onza y media fuera y cuando el chocolate está derretido, se lo echo encima, con el mismo calor que tiene se derrite. En realidad, el chocolate se tiene que atemperar en una superficie de mármol, estirarlo, etc, todo eso para dale brillo al chocolate, pero no sé dónde leí este truco y la verdad, no funcionará igual, pero a mí me han quedado con algo de brillo no creéis??.
   Una vez fundido el chocolate, se echa en los moldes (los míos de silicona, del Lidl), hay dos maneras de hacerlo, se echa bastante chocolate en los moldes y luego se pone boca abajo, sobre un plato y así escurre el chocolate sobrante, lo hice así la primera vez y creo que desperdicié más chocolate; la segunda forma sería con un pincel, el mío de silicona, se va pintando las paredes del molde donde van a ir los bombones, con cuidado de no dejar huecos. Se deja enfriar y ya están listos para el relleno.
   Mientras se enfrían los moldes, vamos a hacer el relleno. Se puede hacer de lo que queráis, de licor, de fruta, de gelatina, de tantas y tantas cosas, yo opté por chocolate blanco y crema de cacao. Al chocolate blanco le eché arroz blanco para darle un toque crujiente. Para hacerlo, ponemos el chocolate blanco en el micro hasta que se derrita (en tandas, igual que el otro), echamos las cucharadas de arroz inflado y removemos. Para la crema de cacao, solo hay que calentarla unos segundos en el micro para que se pueda manejar mejor.
   Una vez fría la primera parte del chocolate, procedemos a rellenarlo, tan fácil como ir cogiendo cucharadas del relleno e ir echando hasta enrasar, dejamos enfriar un poco Con el resto de chocolate negro que nos queda, echamos una capa por encima, nos podemos ayudar de una espátula o cuchillo para dejarlo uniforme. Enfriamos, y ya están listos para comer!! :D
 
ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!
 
 

viernes, 6 de marzo de 2015

POLLO EN OLLA TAHINE



 
   Si es que tengo más suerte!!! Llevaba mucho tiempo con ganas de comprarme un Tahine (se pronuncia Tayín). Algunos so sabrán que es el tahine, pues es esa olla de barro que se ve arriba con una tapa cónica que es su característica principal. Se usa mucho en los países árabes y se caracteriza por una cocción muy lenta. Según he leído, la forma cónica de su tapa hace que el vapor se condense arriba y caiga por condensación en forma de gotas, que hace que todo esté mucho más rico. He dicho que tengo suerte, y es que le dije a mi compañera Wahba (ella es saharaui) y me dijo que en cuanto viniera alguien de su familia me lo traía de allí. Que ilusión me hizo cuando me lo trajo. Gracias Wahba... si es que eres muuu apañá!!!
   Lo primero que hice fue "curar" la olla, nooo, no estaba malita del viaje, como muchos ya sabréis, todos los cacharros de barro que no están esmaltados hay que "curarlos" para que no se agrieten con el fuego. Para ello, yo la metí en un barreño llenito de agua durante toda la noche, luego la metí al horno a 160º durante una hora y se deja que se enfríe dentro. Una vez frío ya se puede usar perfectamente.
 
   En el Tahine se pueden hacer infinidad de platos, carnes, pescados, pero yo lo quise estrenar con algo facilón y tradicional, un pollo con verduras.
 
   INGREDIENTES:
 
- 4 muslitos de pollo
- Media cebolla
- Un calabacín mediano
- Una zanahoria
- Especias Ras AL Hanout
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal
 
ELABORACIÓN:
 
   Lo primero que haremos será echar en un pequeño bol, plato, lo que queráis, las especias Ras al Hanout y aceite virgen extra hasta que se forme una pasta suave. Con ella embadurnamos el pollo ya salado. Lo dejamos reposar unos 20 minutos. Ahora echamos un chorreón de aceite en el fondo del Tahine y sofreímos un poco el pollo, lo retiramos. Hacemos una cama con la cebolla cortada en rodajas, ponemos el pollo encima y encima de éste, las verduras cortadas en bastoncillos. Echamos un vaso de agua (mejor caldo, pero yo no tenía) y dejamos hervir. En cuanto comience a hervir, lo ponemos a fuego lento hasta que veamos que la carne está tierna, unos 20-25 minutos.
   Mi amiga Wabha me dijo que no lo pusiera directamente encima del fuego, que así me duraría mucho más, ella me dijo que le ponía encima del fuego una tapa de metal, de un bote grande, grande de melocotón en almíbar (tengo que buscarme una). Yo me las ingenié como pude, poniendo encima del quemador de la cocina, en vez de una parrilla, que es lo que viene encima, dos, por lo que la olla quedaba más alta y no le daba la llama directamente.
  Yo lo acompañé con un poco de Cuscús... que rico!! Me hubiera gustado echarle pasas, ciruelas, etc, a este plato le va  muy bien, pero a mis padres (sobre todo a mi padre) eso no le va mucho. Dice que el dulce para el postre Grrrr. Pero en fin, aún sin eso, estaba rico, rico!!
 
ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!