domingo, 28 de febrero de 2016

ZARANGOLLO MURCIANO #ELASALTABLOG




Hola a tod@s!!! Último domingo de mes y claro... toca Asaltablog!!! (Más información del reto aquí). Este mes me ha hecho muucha más ilusión porque le ha tocado a ïa, del blog El Caldero de Nimuë. Cuando le pones cara a las personas que hay detrás de un blog es mucho más divertido asaltantes :). Ïa, además de tener una sonrisa franca y abierta tiene un blog genial, con comida sana y fácil,  hecha con las verduras que da su huerto, pero también te cuenta sus viajes (ayyyh, que envidia me da), y puedes teletransportarte a otros países leyendo sus post.  En fin, que lo visitéis,  sueños va a gustar. Yo he elegido una receta facilita y muy rica, en honor a mi hermano pequeño, que lleva muchos años ya en Murcia y es más murciano que los de allí,  Pijo. El Zarangollo típico,  típico no lleva patata, pero hay muchas versiones que sí las lleva, y como iba a ser plato único e ïa en su receta le pone  (por cierto, que ella la robó también jeje ), pues yo también le he puesto. Para ver su receta pinchad Aquí .Vamos ya con la receta?? Vamos!!!

INGREDIENTES:

- 1 Calabacín
- 1/2 cebolla
- 3 dientes de ajo morado
- 2 patatas pequeñas
- 2 huevos
- Aceite de Oliva Virgen Extra
- Sal

ELABORACIÓN:

   Lo primero que vamos a hacer es partir la patata y el calabacín como para tortilla, los ajos en láminas y la cebolla en aros. Ponemos unas cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén y sofreímos las patatas con una pizca de sl, a fuego lento hasta que empiecen a cambiar de color. Se añade entonces la cebolla y el ajo, se deja sofreír, siempre a fuego lento, hasta que las patatas empiecen a dorarse, se echa el calabacín y dejamos que vaya perdiendo el agua. Entonces sólo nos queda echar los huevos batidos y remover hasta que se cuajen a nuestro gusto, servir calentito y a comer!!!

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN BESO!!!


miércoles, 24 de febrero de 2016

PALMERITAS DE AZÚCAR







Pues ayer tenía mono de algo dulce, pero que no fuera empalagoso, y además, que fuera rápido, siii, ya, no pido yo poco!! jajaja pero tenía una lámina de hojaldre y azúcar, y es lo único que le hace falta a estas palmeritas para hacerse. Son rápidas y están muuy ricas. En un plis las teníamos para merendar, con un  vasito de leche caliente una merienda deliciosa!!.Como veis, tuve ayuda jeje.

INGREDIENTES:

- Una lámina de hojaldre (rectangular)
- Azúcar (yo usé moreno)
- Un huevo

ELABORACIÓN:

   Lo primero que haremos será poner el horno a 180/190º. Mientras se va calentando se extiende la lámina de hojaldre, se espolvorea con azúcar y se pasa un rodillo por toda la superficie, ésto hace que el azúcar se introduzca en la masa. A continuación tenemos que ir enrollando la lámina de hojaldre, empezando por los laterales y juntándose en el centro. Ahora ya sólo queda cortarlas del grosor que nos gusten más, tenemos en cuenta que cuanto más finas más crujientes quedarán y si son más gruesas, nos quedarán más blanditas. Las ponemos en una bandeja de horno, al que le hemos puesto una hoja de papel de hornear, pincelamos con huevo  batido y metemos al horno hasta que se doren, unos 12-15 minutos. Dejamos enfriar y listo!! A qué es fácil??


ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN  BESO!!

lunes, 22 de febrero de 2016

BIZCOCHO DE MANDARINA Y COCO



   Hola a tod@s!! Hoy es día 22 y como cada mes, toca el Reto Color y Sabor de Temporada,  Si queréis ver las bases, pinchad Aquí que Pilar os lo cuenta :D-
   Consiste básicamente en que cada mes elige una fruta y verdura de temporada y eliges la que quieras, o las dos y hacemos la receta. Este mes era La Mandarina y el Apio, yo me he decantado por la mandarina, y es que me gusta hacer un bizcocho más que a un tonto una pandereta. No os voy a entretener, vamos a hacer le bizcocho, que le he echado coco y la mezcla esta para chuparse los dedos. Vamos a ello?? Vamos!!

INGREDIENTES_

- Dos vasos de harina de trigo
- 1 vaso de harina de maíz (maicena)
- 3/4 vaso de aceite de girasol u oliva suave
- 1 vaso de azúcar moreno
- 1 sobre de levadura
- 4 huevos
- dos mandarinas
- 200 ml de leche de coco
- 200 g de coco rallado

ELABORACIÓN:

   Lo primero que vamos a hacer será separar las claras de las yemas del huevo. Las yemas las ponemos en un bol junto al azúcar y con las varillas las montamos hasta que aumenten el volumen. Echamos la leche de coco y el aceite, mezclamos bien. Rallamos las mandarinas y echamos las ralladuras en la masa, exprimimos el zumo y lo echamos también. Echamos las dos harinas y el sobre de levadura, tamizándolas bien para que entre aire en la masa y mezclamos. Ahora cogemos el coco rallado y echamos unos 100 g a la masa, eso va a gustos, yo la verdad es que lo eché a ojo. Ya sólo nos queda montar las claras a punto de huevo con una pizca de sal para que monten mejor y cuando estén bien firmes lo mezclamos con la masa anterior y mezclamos con cuidado y con movimientos envolventes para que no se baje la masa. Yo la he hecho en mi olla programable GM, que hace unos bizcochos estupendos. Con ella. sólo tengo que pincelar la cubeta con un poco de aceite, volcar la masa y programar menú horno 40 m. y cuando pite, dejarla en mantenimiento otros 10. SI usamos el horno convencional, ponerla en un molde engrasado y al horno precalentado a unos 180º unos 30-40 minutos o hasta que al pincharlo salga limpio.
   Quería haber hecho un almíbar con lo que me quedó de la leche de coco y azúcar, pero me quedé super esponjoso y estaba tan bueno que no le eché nada, sólo lo adorné con coco rallado y ralladura de mandarina. Es un bizcocho con un sabor muy rico a mandarina y a coco que ha durado en casa dos asaltos

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

lunes, 15 de febrero de 2016

HAMBURGUESAS DE ROMANESCO








 
Como mola el romanesco!!! es que es tan bonito y perfecto. El romanesco es un híbrido entre el brécol y la coliflor. Tiene muchas propiedades, entre ellas que es rico en vitamina C, fibra, ácido fólico etc. Es bastante menos flatulento que su hermana la coliflor, cosa que se agradece, por lo que las digestiones serán más suaves.
   Y qué tiene que ver el romanesco con números?? pues sí, la verdad es que el origen de las matemáticas están en la naturaleza. La tenemos por todos lados!! Fibonacci fue el descubridor de lo que se llama, sucesión Fibonacci o secuencia áurea que es una sucesión de números de ésta forma: 1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89  es decir, los primeros números son dos 1 y a partir de ahí el siguiente es el resultado de la suma de los dos anteriores. Y ésta relación de números está por mucho más sitios de los que pensamos y tiene forma de espiral; está en nuestro romanesco, está en las pipas de girasol, en la alcachofa, en algunas conchas, etc

Precioso verdad??? Pues además de mirar embobados a nuestro romanesco, la podemos cocinar, al vapor, cocida, salteada con ajitos y pimentón, como queráis. Pero cuando la compré, en el Ecomercado de Granada que se hace el último Sábado de cada mes, el comprador me dijo que probara a hacer hamburguesas con ellas y la verdad que están muy buenas y las peques de la casa  pusieron menos reparos en comerla. Vamos con la receta?? Vamos!!

INGREDIENTES:

- Unos gajos de Romanesco
- Un huevo
- Pan rallado
- harina
- Queso rallado
- Sal

ELABORACIÓN:

   El chico que me lo vendió dijo que él lo hacía crudo, rallado y ya mezclaba todos los ingredientes, yo he probado a hacerlo así y cocido y de sabor me gustaron los dos, pero como yo no tengo un procesador de alimentos y era rallado con un rallador casero, creo que se desperdicia más cantidad al hacerlo cocido. Por lo que podéis hacer como más os guste. Si optáis por cocerlo, lo podéis hacer al vapor o directamente en un poco de agua con sal unos minutos, yo la dejé bastante al dente. Una vez que está apartado se machaca con un tenedor (si es cruda obviamente no hace falta) se echa un huevo batido, se sala un poco y se añade queso rallado (yo usé manchego) al gusto. Ahora se va echando harina y pan rallado a partes iguales hasta obtener una pasta manejable. Se hacen bolitas y con las manos enharinadas se aplastan para hacer la forma de unas hamburguesas. Y listas, se pueden hacer a la plancha o fritas, según os guste más y acompañadas de una ensalada es una cena de lujo. 

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!

martes, 9 de febrero de 2016

TARTA MOUSSE DE FRESA







   Hola a tod@s!!! Ya estamos en época de fresas y me encanta hacer postres con ellas. No soy mucho de comérmelas solas, la verdad, a mí es una fruta que me resulta insípida, pero hacer postres con ella me encanta!! Podéis comprobarlo con esta Mermelada de fresas, o la riquísima Panaccotta de fresas, o mirad este brazo decorado relleno de nata y fresas. Para hacer esta tarta he usado un molde desmontable de 20 cm, me gusta más como quedan, algo más altos y más vistosos. Me sobró relleno, pero los puse en vasitos individuales y quedan así de monos. Vamos con la receta?? Vamos??

INGREDIENTES:

- 1/2 l de nata líquida (mejor si es con más del 35% de materia grasa)
- 1/2 k de fresas (en este caso fresones)
- 4 cucharadas de azúcar glass (puedes poner más si te gusta más dulce)
- Un rulo (125g) de galletas María
- 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 6 hojas de gelatina (o un sobre de Agar-Agar)
- Un paquete de gelatina de fresa(opcional)

ELABORACIÓN:

   Lo primero que vamos a hacer es la base de galleta, para ello, como yo no tengo ni molinillo ni nada que se le parezca, meto las galletas en una bolsa de las de congelar, la cierro y me lío a mazazos con ella, suelo usar la mano del mortero, y oye... me sirve a la vez para desahogarme jajaja. Una vez que están hechas harina, las mezclo en un bol con la mantequilla, que si está muy dura, podemos deshacerla un poco en el microondas. volcamos sobre las galletas y con las manos vamos amasando hasta que se integre todo. Echamos en el molde desmontable o aro y apretamos para que se quede compacto. Lavamos las fresas y apartamos las más bonitas y las que tengan un tamaño similar y las cortamos en láminas, que vamos poniendo en las paredes. Metemos en el congelador mientras seguimos haciendo la tarta.
   Troceamos las fresas que nos quedan y las trituramos con la batidora, hasta hacer un puré, que ponemos al fuego, cuando empiece a hervir, echamos las hojas de gelatina que previamente habremos dejado en remojo para que ablanden y las cuatro cucharadas de azúcar glass y dejamos que hierva unos instantes, apartamos del fuego y dejamos que se enfríe un poco. .
  Ahora echamos en un bol la nata, que deberá estar muuy fría (yo la pongo una media hora antes en el congelador) y la batimos con la batidora de varillas hasta que esté montada. Echamos uno de los dos sobres de gelatina que viene en el paquete, y mezclamos, (esto es opcional, se nos cuajará con la gelatina en hojas que lleva el puré, pero le da un extra de saboar y de dulzor que me encanta, si no le ehcáis, ehcarle otras cuatro cucharadas de azúcar). Y ahora tenemos que echar el puré de fresas con la gelatina, pero tenemos que tener en cuenta que no esté muy caliente, porque sino, se nos bajaría la nata, deberá estar tibia. Mezclamos con cuidado, probamos y vemos si necesitamos más azúcar o no, en mi caso no, y echamos en el molde, encima de la base de galletas y dejamos enfriar, yo lo dejé de un día para otro, pero supongo que en unas cuatro horas estará cuajada. La masa que nos sobre la echamos en vasitos.
   Ya sólo nos falta la cobertura, y nada más fácil que usar el otro sobre de gelatina, calentamos un vaso de agua, mientras, en otro vaso de gua, echamos el contenido del sobre y mezclamos hasta que se disuelva, cuando empiece a hervir el agua, volcamos el vaso con la gelatina y dejamos hervir unos minutos, sacamos y dejamos enfriar. Tened en cuenta ésto!! Si lo echamos caliente, la mousse se deshará y no nos quedará una cobertura transparente (lo sé por experiencia), es mejor esperar a que esté fría o tibia y volcarla, con mucho cuidado encima de la tarta y dejarla en el frigorífico hasta que se solidifique. Sólo nos queda desmoldarla y a comer!!!

   ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN BESO!!!
 

viernes, 5 de febrero de 2016

SEPIA REHOGADA CON PATATAS DE JOAN ROCA #RETO COOCHING THE CHEF



   Hola a tod@s!! Hoy es día 5 y vuelvo con el Reto "Cooking the Chef" en el que cada mes se elige a una gran chef, un mes le toca a uno internacional y al siguiente uno del terruño. Este mes le ha tocado al gran Jordi Roca, que junto a sus dos hermanos dirige El Celler de Can Roca, fundado en 1986 y especializado en cocina tradicional catalana, que está considerado el mejor del mundo por la revista Restaurant Magazine y tiene tres estrellas Michelín, un lujazo vamos. 
   Yo estuve  dando vueltas por el internete buscando recetas hasta que me dí de bruces con el blog "Acibecheria" en el que contaban, cómo un grupo de blogueras se habían propuesto hacer todos los meses una receta del libro de Joan Roca "La mejores recetas de mi madre", ayyyy, los ojos como platos, con lo que me gusta a mí las receta de las mamis, abuelas.. y efectivamente, no me defraudaron. Entre varias recetas encontré éstas sepias con patatas, y como ya va haciendo frío me dije que era un plato ideal, y no me equivoqué, estaba delicioso y además, aprendí algo que se usa mucho en los platos catalanes y yo desconocía, a usar el chocolate, algo que me chocó mucho y que he descubierto que me gustó bastante y que pienso volver a hacer. Vamos con la receta?? Vamos!!!

INGREDIENTES:

- 1 Sepia
- 4-5 patatas
- 1 cebolla
- 1tomate
- 1/2 cabeza de ajos
- 1 hoja de laurel
- 1 dl de vino blanco
- 20 g de chocolate negro

ELABORACIÓN:

   En la receta original dice que usemos una cazuela de hierro colado, pero como yo no tengo usé una de barro que me encanta la textura y el sabor que da a los guisos.
   Cortamos muy finita la cebolla y en una cucharada de aciete la rehogamos, echamos un poco de sal para que sude mejor y cuando empiece a ponerse transparente echamos los ajos, también muy picados, le damos un par de vueltas y echamos la hoja de laurel, otro par de vueltas (vamos a acabar mareados) y echamos los tomates, pelados y rallados y dejamos a fuego bajo que se cueza bien, tiene que evaporarse casi toda el agua. Echamos el vino (yo usé un vino blanco de La Mancha) y dejamos evapora, siempre a fuego lento. Cortamos mientras la sepia en trozos iguales y la echamos a la cazuela, dejamos que suelten todo el agua. A medias de la cocción, echamos las patatas cortadas en "cachelos", es decir, al cortarlas, tenemos que oír el "chas" característico, esto se hace para que la patata suelte mejor el almidón. Yo eché como medio de vaso de agua, eso va en gustos, tapamos y dejamos cocer. Cuando nos falte ya poco para que estén tiernas las patatas, preparamos en un mortero un par de dientes de ajo, el perejil, y el chocolate, machacamos y disolvemos un poco con caldo de nuestra cazuela, la echamos y revolvemos bien. Probamos de sal y dejamos que termine la cocción.
   En el libro usan la "salsa" de la sepia. Reconozco que no sabía ni lo que era, así que me fuí a San Google y descubrí que es una bolsa de color marrón claro, que se encuentra al lado de la bolsa de la tinta y que le da un gran sabor a nuestros platos de sepia. Es una pena, pero yo encuentro casi siempre la sepia ya limpia y no podemos aprovechar estas exquisiteces. En fin, estaré más atenta a partir de ahora y si veo una sepia sin limpiar me la llevaré sin dudar.
    Como véis, ya sólo falta emplatar y a comer!! Yo los serví en unas cazuelitas de barro con un poco de cebollino, por eso de darle algo de color jejeje. Deciros que me encantó el sabor sutil que le da el chocolate, acentúa el sabor del plato. Mi padre odia la mezcla de dulce y salado y si le digo que lleva chocolate ni lo prueba jeje, pero no se dio ni cuenta y se "zampó" dos platos!! Seguro que vuelvo a hacer esta receta... y muchas más con chocolate :D

   ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!