viernes, 5 de febrero de 2016

SEPIA REHOGADA CON PATATAS DE JOAN ROCA #RETO COOCHING THE CHEF



   Hola a tod@s!! Hoy es día 5 y vuelvo con el Reto "Cooking the Chef" en el que cada mes se elige a una gran chef, un mes le toca a uno internacional y al siguiente uno del terruño. Este mes le ha tocado al gran Jordi Roca, que junto a sus dos hermanos dirige El Celler de Can Roca, fundado en 1986 y especializado en cocina tradicional catalana, que está considerado el mejor del mundo por la revista Restaurant Magazine y tiene tres estrellas Michelín, un lujazo vamos. 
   Yo estuve  dando vueltas por el internete buscando recetas hasta que me dí de bruces con el blog "Acibecheria" en el que contaban, cómo un grupo de blogueras se habían propuesto hacer todos los meses una receta del libro de Joan Roca "La mejores recetas de mi madre", ayyyy, los ojos como platos, con lo que me gusta a mí las receta de las mamis, abuelas.. y efectivamente, no me defraudaron. Entre varias recetas encontré éstas sepias con patatas, y como ya va haciendo frío me dije que era un plato ideal, y no me equivoqué, estaba delicioso y además, aprendí algo que se usa mucho en los platos catalanes y yo desconocía, a usar el chocolate, algo que me chocó mucho y que he descubierto que me gustó bastante y que pienso volver a hacer. Vamos con la receta?? Vamos!!!

INGREDIENTES:

- 1 Sepia
- 4-5 patatas
- 1 cebolla
- 1tomate
- 1/2 cabeza de ajos
- 1 hoja de laurel
- 1 dl de vino blanco
- 20 g de chocolate negro

ELABORACIÓN:

   En la receta original dice que usemos una cazuela de hierro colado, pero como yo no tengo usé una de barro que me encanta la textura y el sabor que da a los guisos.
   Cortamos muy finita la cebolla y en una cucharada de aciete la rehogamos, echamos un poco de sal para que sude mejor y cuando empiece a ponerse transparente echamos los ajos, también muy picados, le damos un par de vueltas y echamos la hoja de laurel, otro par de vueltas (vamos a acabar mareados) y echamos los tomates, pelados y rallados y dejamos a fuego bajo que se cueza bien, tiene que evaporarse casi toda el agua. Echamos el vino (yo usé un vino blanco de La Mancha) y dejamos evapora, siempre a fuego lento. Cortamos mientras la sepia en trozos iguales y la echamos a la cazuela, dejamos que suelten todo el agua. A medias de la cocción, echamos las patatas cortadas en "cachelos", es decir, al cortarlas, tenemos que oír el "chas" característico, esto se hace para que la patata suelte mejor el almidón. Yo eché como medio de vaso de agua, eso va en gustos, tapamos y dejamos cocer. Cuando nos falte ya poco para que estén tiernas las patatas, preparamos en un mortero un par de dientes de ajo, el perejil, y el chocolate, machacamos y disolvemos un poco con caldo de nuestra cazuela, la echamos y revolvemos bien. Probamos de sal y dejamos que termine la cocción.
   En el libro usan la "salsa" de la sepia. Reconozco que no sabía ni lo que era, así que me fuí a San Google y descubrí que es una bolsa de color marrón claro, que se encuentra al lado de la bolsa de la tinta y que le da un gran sabor a nuestros platos de sepia. Es una pena, pero yo encuentro casi siempre la sepia ya limpia y no podemos aprovechar estas exquisiteces. En fin, estaré más atenta a partir de ahora y si veo una sepia sin limpiar me la llevaré sin dudar.
    Como véis, ya sólo falta emplatar y a comer!! Yo los serví en unas cazuelitas de barro con un poco de cebollino, por eso de darle algo de color jejeje. Deciros que me encantó el sabor sutil que le da el chocolate, acentúa el sabor del plato. Mi padre odia la mezcla de dulce y salado y si le digo que lleva chocolate ni lo prueba jeje, pero no se dio ni cuenta y se "zampó" dos platos!! Seguro que vuelvo a hacer esta receta... y muchas más con chocolate :D

   ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!! UN BESO!!