miércoles, 22 de marzo de 2017

QUICHE DE CEBOLLETA Y CHAMPIÑONES #retocolorysabordetemporada



Hola a tod@s!!! En el reto Color y Sabor de Temporada, que organiza Pilar del blog Postres Originales , tenemos que elegir entre una fruta y una verdura que ella elige. Éste mes el honor ha recaído en los Pistachos y  la cebolleta, me encantan los pistachos, pero como siempre tengo cebolleta en casa, y tenía muchas ganas de hacer una quiche, que hace tiempo que no la comemos, pues nada... que la cebolleta ha sido la premiada. La quiche es una tarta salada de origen francés, cuyo relleno consiste en huevos y nata fresca, se suele hacer con masa quebrada, pero yo tenía una base de hojaldre en la nevera y ya sabemos que hay que aprovechar lo que tenemos en casa. Esta vez he usado la consabida cebolleta y unos champiñones Portobello que me hacían ojitos. Vamos con la receta?? Vamos!!!!

INGREDIENTES:

- Una lámina de hojaldre
- Dos cebolletas grandes
- 3 huevos
- Dos bricks de nata líquida para cocinar (400 ml)
- Unos 7 u 8 champiñones Portobello
- Sal, pimienta y aceite.

ELABORACIÓN:

Lo primero que vamos a hacer es trocear las cebolletas lo más finamente que podamos y ponerlas a pochar en unas tres cucharadas de aceite, la vamos dejado hacer lentamente hasta que estén blanditas. Una vez estén en su punto, echamos los champiñones troceados, salamos y dejamos pochar.
Mientras se va haciendo la cebolleta y los champiñones, preparamos la base. Para ello extendemos la masa de hojaldre y la colocamos en el molde que  hayamos elegido, yo uno de aluminio desechable. Hacemos en los bordes una forma bonita y en el fondo tenemos que colocar algo de peso para impedir que suba, yo le puse unos garbanzos secos. ponemos unos minutos en el horno, precalentado a unos 180-190º . Sólo lo tenemos un rato, lo suficiente para que coja forma, pero que no se dore. La sacamos, quitamos los garbanzos y reservamos
Ahora seguimos con el relleno. Una vez que los champiñones estén blandos, le echamos la nata líquida y enseguida los huevos batidos, salpimentamos al gusto, removemos todo muy bien para que se mezcle y volcamos en la masa de hojaldre. Metemos en el horno y lo dejamos unos 20-22 minutos, hasta que la masa esté dorada y el relleno cuajado. Si se nos empieza a dorar mucho el hojaldre, podemos ponerle un papel de plata por encima hasta que se termine de hacer... y listo!!! Muy rica, tanto caliente como fría.

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN BESO!!!