martes, 1 de agosto de 2017

ALITAS ASADAS CON SALSA CHIMICHURRI PICANTE #RETOALFABETOSALADO




Buenos días a tod@s!! Hoy nos toca el Alfabeto Salado, un reto que ideó Elena, del blog Mrmlada, y en el que cada mes, por sorteo, salen dos letras , este mes, la letra P y la G, y se eligen dos ingredientes con ellas. Este mes nos han tocado el Pollo y las Guindillas, a que pegan mucho???
El pollo es tan versátil que le pega cualquier receta, pero yo opté por algo sencillo y que en casa a las niñas les gusta mucho, y son las alitas. Para hacerlas más ligeras, las he hecho al horno, ya sé que invierno es una locura, pero es que, están tan ricas y tostaditas!!!. venga, no me enrollo y os dejo con la receta, que más fácil no puede ser.

INGREDIENTES:

- Un Kilo de alitas de pollo
- Una cucharada de pimentón dulce
- Una cucharadita de jengibre molido
- una cucharadita de ajo molido (o un ajo picado fino)
- Un buen chorreón de aceite de Oliva Virgen Extra
- Otro buen chorreón de salsa de soja
- Sal
Para la salsa CHIMICHURRI:

- Un vaso de Aceite de Oliva Virgen Extra
- Medio vaso de vinagre blanco
- Un manojo de perejil
- Dos dientes de ajo
- Media cucharadita de pimienta molida
- Una cucharada de Orégano picado
- una cucharadita de cominos molidos
- Una cucharada de pimentón ( Yo puse dulce porque le eché guindilla, pero elegid el que queráis)
- Una cucharadita de sal
- Una cucharadita de guindillas molidas, o cortadas muy pequeñas

ELABORACION:

Lo primero que vamos a hacer es limpiar las alitas de todo resto de plumas que tenga, las partimos y ponemos en un bol grande y echamos todos los ingredientes (el aceite, la soja, el pimentón, el jengibre, el ajo. sal y la salsa de soja), se mueven para que se impregnen bien y las dejamos en el frigorífico, mínimo unas dos horas.
Ahora, nos ponemos con la salsa himichurri, que también tiene que reposar. Para hacerla, ponemos en un recipiente amplio el vaso de aceite y el medio de vinagre, el ajo muy picadito, el perejil picado también, el orégano, la pimienta, los cominos, la sal y las guindillas ( yo las guindillas las he usado secas y las he molido con el mortero hasta hacerlas casi polvo). Se integra toda la mezcla bien y se deja reposar en el frigorífico, mínimo dos horas.

Pasadas las dos horas, se ponen las alitas en la bandeja del horno, separadas unas de otras y se meten en el horno, precalentado a 200-210º, se dejan hasta que estén doradas, se les da la vuelta, y se dejan dorar otro poco. A nosotras nos gusta muy tostaditas, tú hazlas a tu gusto.

Una vez doradas, las sacamos y servimos con la sala chimichurri aparte, para que cada uno se sirva como quiera. Esta salsa es ideal para acompañar carne, y con las alitas está de muerte súbita, que rica!!! Tenía un ligero picor, tampoco exagerado, supongo que hay guindillas que pican más que otras. Las niñas las comieron y no se quejaron del picante (bueno, la verdad es que a ellas les encanta jeje).

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!!! UN BESO!!!

3 comentarios:

  1. ¿Sabes que muero por las alitas picantes? Podría comer miles de millones de alitas de esas... Me voy para tu casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hijo te haría la ola Libia, le encantan las alitas....y acompañadas de esa salsa aún más, te han quedado de lujo!!
      Un bst.

      Eliminar
  2. Me enxanta!! Las alitas de pollo me pirran, en casa las comemos mucho, y con esa salsa... ¡para chuparse los dedos!

    ResponderEliminar